Productos de mantenimiento: incluso con los mejores productos pueden aparecer defectos cada cierto tiempo.

La instalación a cargo de un profesional, la limpieza y el mantenimiento periódicos son esenciales para que sus clientes puedan disfrutar de la belleza de las ventanas y las puertas de sus casas a largo plazo. Asimismo, esto permite prolongar los intervalos entre cada renovación.

La protección adecuada para ventanas de madera

Con el fin de evitar daños al marco, la guillotina o el cristal durante la instalación, la limpieza o la pintura, todas las superficies alrededor de la ventana deberían protegerse meticulosamente. Las láminas y cintas de enmascaramiento que se utilicen en estos casos no deben contener plastificantes ni disolventes y, además, deben ser resistentes a la irradiación ultravioleta y la intemperie (por ejemplo, la cinta TESA 4438). Conviene recordar no dejar los elementos de madera enmascarados o cubiertos durante más de dos semanas, ya que la humedad podría acumularse en la madera y provocar daños. Todos los trabajos de enlucido y pintura deberían realizarse en un plazo de tres meses tras la instalación de las puertas y ventanas.

Mantenimiento de los revestimientos de superficie

El revestimiento de sus ventanas de madera debería comprobarse con carácter anual y recibir mantenimiento a intervalos periódicos. En función del tipo de instalación, recomendamos aplicar revestimientos opacos después de 4 o 5 años y revestimientos translúcidos después de 2 o 3 años. Puede usar los productos ecológicos de base agua de Sikkens Wood Coatings con fines de mantenimiento.