Sikkens – eine Erfolgsgeschichte

Desde su constitución, en 1792, nuestra empresa ha cosechado éxitos importantes: crecimiento el aumento de la demanda, grandes desarrollos e importantes fusiones. Hágase una idea de nuestra historia con los datos más relevantes que aparecen a continuación.

El pintor Wiert Willem Sikkens, afincado en Groningen, comienza a producir esmaltes que vende a otros pintores y demás clientes. Así nace la marca Sikkens.

Geert Willem, que había cogido las riendas del negocio de su padre, hace participar a su cuñado Willem Penaat en la producción de esmaltes. De este modo, surge la empresa G. W. Sikkens & Co., nombre que pronto se convierte en sinónimo de calidad y artesanía.

Se construye la primera fábrica fuera de Groningen. Poco después, le sigue una sucursal en Emden para poder dar respuesta también a la creciente demanda que se registraba en Alemania.

Inauguración de otra fábrica en el polígono industrial de Helpmann de Groningen. Más tarde, el complejo se complementa con un laboratorio para controlar la calidad y desarrollar nuevos productos.

Sikkens lanza el esmalte de celulosa, cuya fabricación tiene lugar en una fábrica especial. El nuevo esmalte pulverizable se usa sobre todo en el ramo industrial.

Con el esmalte sintético Rubbol AZ, comienza una nueva era para la profesión del pintor. Ya entonces, Sikkens mantiene informadas a personas de todo el sector sobre productos modernos y métodos de procesamiento.

Toda la empresa se traslada de Groningen a Sassenheim. Sikkens aprovecha la pausa forzosa de la II Guerra Mundial para desarrollar resinas artificiales en sus laboratorios.

El trabajo de desarrollo durante la guerra llevó a la creación de la fábrica de resinas artificiales «Synthese», que hoy recibe el nombre de Akzo Nobel Kunstharze. Además, Sikkens presenta un eficiente plan de mantenimiento que garantiza la protección de los edificios en el largo plazo y ahorra costes.

Desarrollo del mercado alemán mediante la apertura de la primera sede en Pinneberg, cerca de Hamburgo. Al mismo tiempo, durante las décadas de los 50 y los 60, Sikkens se hace con fábricas de renombre, como Alpha Wandfarbe (pintura plástica), Flexa Heimwerkerfarben (pintura para bricolaje), Smits' Bautenlacke und nautische Farben (esmalte para obra y pintura náutica) o Cetabever Beize (barniz). En Bélgica, Suecia, Italia y Alemania se abren otras unidades de producción. Todos los centros de producción, junto con las fábricas de materias primas como «Synthese», conforman el holding Sikkens.

Koninklijke Zout Kette (KZK) se fusiona con el grupo Sikkens.

Estas se fusionan con Koninklijke Zwanenberg Organon (KZO).

KZO se reagrupa entonces con AKU, Algemene Kunstzijde Unie, y así surge Akzo. La fábrica de pintura Lesonal, de Alemania, y Astral, de Francia, son adquiridas; junto con el grupo Sikkens, conforman Akzo Coatings. Así, se sientan las bases para el crecimiento hacia Europa occidental y oriental, Norteamérica, Suramérica, Asia y África.

Akzo se fusiona con la sociedad sueca Nobel, especializada desde 1871 en esmaltes y barnices de pulimento, para dar lugar a Akzo Nobel. Las reconocidas marcas, como los esmaltes Rubbol, los barnices Cetol y las pinturas plásticas Alpha, se mantienen con su gran calidad ofrecida desde 1792.

El área empresarial de los revestimientos industriales de madera pertenece ahora a AkzoNobel Industrial Finishes.

Introducción de diferentes innovaciones y conceptos, como por ejemplo la tecnología Duraflex, la tecnología de bloqueo de iones o el concepto de garantía LONGLIFE.

Disney y McDonald‘s se decantan por Sikkens como proveedor global de revestimientos para componentes de madera.

A partir de Sikkens Holzbau surgió Sikkens Wood Coatings, con el objetivo de centrarse en el enfoque y en la experiencia en materia de revestimientos de madera.